Abr
16

¿Cómo recuperarte física y emocionalmente luego de sufrir el virus?

¿Cómo recuperarte física y emocionalmente luego de sufrir el virus? Las epidemias o pandemias son emergencias sanitarias en donde las personas se ven comprometidas tanto física como emocionalmente.

Hoy en día estamos atravesando una situación que muy seguramente nadie se esperaba, la llegada del Covid 19, un gran porcentaje de la población mundial lo ha padecido y afortunadamente teniendo los cuidados y las precauciones adecuadas muchas personas se han podido recuperar.

Lo importante no es el momento que atravesamos, lo importante es cómo la afrontamos, es por esto que te daremos algunos consejos que puedes aplicar después de haber sufrido el virus, para continuar con tu vida cotidiana y sacar provecho de la situación.

1. Organízate. Establece rutinas y planes diarios. Realiza y cumple planes, verás que logras mayor sensación de control y normalidad.

2. Mantén el contacto social que te permite esta situación: teléfono, videoconferencia, conversaciones por el patio de luces.

3. Motívate, la mente juega un papel muy importante en todos los aspectos de la vida, mantén siempre una actitud positiva, está comprobado que al tener una buena actitud aumenta el nivel de cortisol en el organismo, esto facilita el proceso de recuperación.

4. Busca una meta tangible, al tener objetivos claros y aterrizados que se puedan cumplir, inmediatamente tienes una dirección y sabes hacia donde ir, tienes un motivo para levantarte cada día y seguir adelante. Incluso cuando has pasado por situaciones adversas sigues teniendo un impulso para llegar al éxito.

5. Ponte en contacto con tu cuerpo, puedes realizar actividad física, ya sea por medio de ejercicio o practicando yoga, aprende a conocerte y elige la que más te guste. Cuando te mueves tu cuerpo produce endorfinas, esto ayuda a que aumente tu nivel de felicidad y puedas estar con buena actitud para realizar tus labores diarias.Pon imaginación o busca información para “entrenar en casa”. Compártelo con los tuyos. Conéctate a alguna clase virtual, haz estiramientos, camina por casa, sube y baja escaleras, baila. Sentir que nos cuidamos aumenta nuestra percepción de control y satisfacción, y la actividad física, libera endorfinas que reducen nuestro estrés, y mejoran nuestro ánimo.

6. Aliméntate adecuadamente, en este momento de tu vida debes aportarle a tu cuerpo todos los nutrientes, minerales y proteínas que requiere para mantenerte saludable, ponte creativo en la cocina, busca en internet recetas que te encanten y puedan aportarte el valor nutricional adecuado.

7. Fomenta la empatía, la comunicación y el acercamiento con los tuyos. Considéralo un momento para unir y fortalecer tus vínculos.

8. Ayuda al prójimo, cuando realizas acciones que contribuyen a otras personas, también estás contribuyendo a tu salud mental y física. Aprendes a ser agradecido, aumenta tu autoestima, mejora tu nivel de estrés, reduces la posibilidad de padecer problemas cardiovasculares ya que te quitas cargas, entre otros beneficios que traen estas acciones.

9. Sonríe, propicia el buen humor, oriéntate hacia lo bonito, divertido y agradable. Pon tu atención en descubrirlo. Esto tiene un final. Afortunadamente hay muchas cosas que nos pueden generar gratificación. Ríete, no te olvides del humor, de las actividades divertidas. Retoma actividades pendientes, haz todo aquello que siempre deseaste hacer pero que por falta de tiempo nunca haces.

10. Alimenta tu mente, aprovecha este tiempo para aprender (cursos online) y enriquecerte (música, lectura, visitas virtuales a museos, exposiciones…). Esto te ayudará a estar entretenido y distraído y aumentará tu satisfacción personal.

Y recuerda “Una pequeña grieta en ti no significa que estés roto, significa que te pusieron a prueba y no te desmoronaste” Linda Poindexter.

Solicitud Información Vivienda



    Al enviar el formulario estás aceptando nuestra Política de Privacidad.
    ×
    Abrir chat
    1
    ¡Hola!
    ¿Cómo podemos ayudarte?